Sabiduría y Experiencias

Lo que el Padre Daniel nos comparte.....

viernes, 24 de febrero de 2017

Daniel Landgrave: Los pobres pusieron sabor a tu búsqueda.

Su recuerdo siempre presente entre quienes lo conocimos y amamos.......


Daniel Landgrave: Los pobres pusieron sabor a tu búsqueda.

          Un joven de buen nivel socio económico, de un día para otro decide ensayar una ruta no convencional para su vida.  El seminario de Hermosillo era un espacio de búsqueda. El ambiente fraterno, con la herencia de “La parcela” dejada por Don Juan Navarrete y en la epoca mas creativa del post Vat II, algo se respira: Los jovenes seminaristas de ese entonces sospechan que hay una Buena noticia por descubrir y no pueden creer que esa Buena noticia esta escondida en su propia vida y en esa misma vida se pueda hacer carne.

Daniel encabeza esa búsqueda, es entusiasta y tiene espíritu para animar a otros.

Al rededor de los 70’s, los estudiantes de teología, entre ellos Daniel, estan abiertos a la reflexion teologica. El aula es una invitación, saben que hay algo que vale la pena en el “saber teologico”, pero a la vez experimentan con desazon que lo que pasa en el salón no presenta desafios interesantes. Quienes recien entrabamos al seminario veiamos y oiamos que algo estaba pasando entre los mas grandes. Casi al terminar el ano nos enteramos de que un equipo coordinador de teologos planeaba no regresar al siguiente ano si no se implementaba un plan concreto para renovar y mejorar la planta de maestros. Aquel equipo esta dispuesto a cumplir y presionar si no habia respuesta.

El movimiento tuvo impacto. Don Carlos Quintero y el equipo del seminario deciden enviar estudiantes a Roma, para fortalecer el grupo de maestros. Un grupo de compañeros abren el camino para estudiar en la Gregoriana y convivir con compañeros de todo México en el Colegio Mexicano. La primera estancia de Daniel en Roma, la seguimos varios con atención: las cartas que escribe, especialmente a Nacho Valdez, son una nutrida bitacora de esa aventura de estudio y redimensionalización de la conciencia en una Roma, donde la Universidad Gregoriana es ya un laboratorio de globalización, por la rica diversidad de jóvenes llegados de todo el mundo.

Con una licencia en Sagrada Escritura regresa para ensenar en el Seminario de Hermosillo.   Para esa epoca los que habiamos visto con perplejidad las protestas de nuestros compañeros telogos hacia 5 u 8 anos estabamos ya en teologia. Acogimos con entusiasmo al biblista recien llegado.  Las jornadas biblicas con Daniel, tenian contenido y transmitian el saber de los ya legendarios maestros de la escritura como Luis Alonso Shockel… exploramos, conducidos por Daniel, horizontes nuevos para acercarse al antiguo testamento.  Consiguio inspirar en nosotros una perspectiva critica de la biblia y una inquietud por dejar que la Palabra hiciera impacto en nuestras vidas.

Esa Palabra habia ya tocado su vida.  Aun sin tener la experiencia de proceder de una familia pobre…algo encontro en Jesus y su evangelio que lo hizo trastocar sus valores y replantearse todo desde el mundo de los pobres.

domingo, 27 de diciembre de 2015

Asi era el Padre Daniel Landgrave.....


Video realizado, con motivo de la primer reunión en su memoria, el 21 de diciembre 2015, en la Parroquia de Nuestra Sra. de Lourdes en la colonia Fovissste, en su 3er aniversario de haber partido al Padre, un 25 de octubre del 2012.
Organizada por el Padre Jesús Flores y algunos amigos del Padre Daniel.


video

viernes, 25 de diciembre de 2015


Enlace al Tema del Padre Daniel Landgrave:

"Simpatias y antipatias: Un perfil actualizante parte 1"

►Simpatías y antipatías: Un perfil actualizante parte 2
El Padre Daniel Landgrave Gándara, sacerdote católico doctor en teología por la Universidad Gregoriana - Habla sobre la violencia.
        
     
El padre Landgrave invita a superar la crisis de seguridad que vive nuestro país causada por el tráfico y consumo de drogas, que percibe como una lucha de todos los mexicanos. Hace su propuesta a la luz de la Biblia que para los cristianos es la palabra de Dios, y muestra el Reino de los Cielos como un padre de familia que para enfrentar los retos de la vida cotidiana, saca de su tesoro consejos viejos y nuevos.
Inicia la reflexión con el tema obligado de "la ausencia de Dios", para seguir con que justamente en los vacíos es donde podemos encontrarlo y en el caso de los problemas de violencia e inseguridad, el fracaso de las políticas en el plano mundano del poder público, es lo que nos lleva a buscarnos a nosotros mismos y a nuestros semejantes, como la gran familia que somos hijos del mismo Padre.
Landgrave equipara la situación actual a la del Egipto pagano que amargaba la vida al pueblo de Israel y llama a la conversión para hacer de la nuestra una tierra de promisión de la que mane leche y miel (Éxodo 3, 17). Detecta que nuestro problema de inseguridad reside en un tejido social podrido, desgarrado por desigualdades sociales abismales entre ricos epulones y pobres lázaros, en el que el espejismo del narco lejos de ser válido como sustituto de la dignidad humana (primero muerto que pobre), agrava el deterioro que inicia en la marginación económica, social y cultural.
Por ello el padre Daniel sugiere ir en busca de Cristo en el prójimo más necesitado (Mateo 25, 40), los pobres, los migrantes, los ninis, las mujeres maltratadas, los niños de la calle, etcétera, no sólo con la vista y el oído abiertos, sino con el olfato aguzado y el tacto dispuesto a curar la llaga del hermano, porque de acuerdo con el principio aristotélico aplicado al caso, para que el prójimo sea percibido por el intelecto, debe ingresar a través de los sentidos.
Landgrave no es ningún ingenuo. El que todos hagamos la parte que nos toca de esta tarea, no sólo es algo posible y viable sino nuestra única opción como sociedad, y para darnos ánimo, sostiene que en el mismo entorno amenazante que nos rodea, existen ejemplos de vida en los que se pueden ver y tocar las semillas de mostaza en las que crece el Reino de los Cielos, y en los que el trigo que lucha por germinar supera el sofoco de la cizaña.
A despecho de la realidad oprobiosa y las deformaciones de la figura de Cristo, el padre Daniel asegura que "Jesús sigue inspirando vidas gastadas en santidad real, verdadera, empapada de caridad, de justicia, de lucha, de alegría y esperanza... (y es) motor de personas nuevas, de comunidades que engendran primaveras espirituales."
Landgrave Gándara considera que el mal es un enemigo a vencer con la práctica del bien y no un adversario invencible al que hay que someterse sin remedio, como propone la posmodernidad empeñada en obtener conclusiones normativas de la realidad por abominable que ésta sea, y que llega al extremo de erigir estructuras jurídicas de muerte, como ocurre con la legalización del aborto o la idea de pactar con el crimen organizado.
El padre Daniel hace suyo el mensaje del Papa que llama a los cristianos a no tener miedo de abrir sus corazones para regir su vida privada y participar en la vida pública, conforme a los criterios de Cristo. Invita al compromiso y pide soluciones que sean propuestas y realizadas por iniciativa y acción emanadas de la comunidad misma, lo que se entiende como no esperar que el remedio caiga del cielo o venga de gobiernos que suelen hacer de los programas de combate a la pobreza, instrumento de control político.
Landgrave nos recuerda que los cristianos somos quienes debemos dar testimonio de la presencia de Dios en el mundo y que Cristo al ser asesinado por los dirigentes religiosos y políticos de la época, fue abandonado por sus propios seguidores que "quisieron hacer de él un Rey que les llenara la panza todos los días... un mago, que con una varita mágica, les solucionara todos sus problemas".
https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/664076.pastoral-y-violencia.html

martes, 22 de diciembre de 2015



Se llevó a cabo el primer encuentro en memoria del Padre Daniel Landgrave G. - 21 de diciembre 2015.

Con una celebración Eucaristica en la Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes - en colonia Fovissste de Hermosillo.

Esperamos que su recuerdo, su enseñanza, las experiencias vividas, compartidas con él, nos sigan convocando y podamos lograr buenos frutos....